¿Es sostenible el algodón orgánico?

La industria del algodón es intensiva en recursos y requiere grandes cantidades de pesticidas. Pero, ¿qué tan sostenible es el algodón orgánico?

Probablemente el algodón ya te resulte muy familiar. Es uno de los textiles más utilizados en la industria de la confección y probablemente la mayoría de las prendas de tu guardarropa estén hechas con él. Pero para algo tan familiar, hay muchas cosas que muchos de nosotros aún no sabemos sobre el algodón. ¿Cómo se produce? ¿Es malo para el medio ambiente? ¿Es malo para los humanos? Y, a la hora de hacer la compra, ¿es mejor optar por el algodón orgánico? Tantas preguntas que intentaremos responder a través de este artículo.

Una breve historia del algodón.

Producido originalmente en India (5000 a. C.), el algodón ahora se usa y usa en todo el mundo. Alrededor de Cada año se producen 27 millones de toneladas.

Hecho de las fibras naturales de la planta de algodón (que parecen pequeñas bolas esponjosas), el algodón es suave y versátil. Para convertirlo en una tela ponible, las fibras naturales se hilan en hilo.

Gracias a las innovaciones en la fabricación, la producción en masa de algodón comenzó durante la Revolución Industrial Británica. En la década de 1760, se inventó la "spinning jenny", una máquina de hilar de múltiples husos. Ayudó a revolucionar la industria y, según Historic UK, a principios del siglo XIX, los productos de algodón representaban alrededor de 42% de las exportaciones del Reino Unido.

Pero eso no iba a durar. Si bien Gran Bretaña fue una de las fuerzas impulsoras detrás de la producción masiva de algodón, hoy son los Estados Unidos, China y (una vez más) India los que dominan la industria.

¿Cómo se produce el algodón?

Hay más de una manera de cosechar algodón. Al comienzo de la producción, la cosecha requería mucha mano de obra y en todas partes se recogía y separaba a mano.

Hoy en día, algunos países, como Estados Unidos, utilizan máquinas para cosechar algodón. Se utilizan recolectores mecánicos y deshojadores. El primero arranca la bola de algodón de la planta, dejando el resto en el suelo. El segundo arranca las bolas de algodón, junto con las hojas y el tallo de la planta restante. Ambos pueden cosechar unas seis hileras de la planta a la vez.

Sin embargo, aunque la maquinaria ha evolucionado, en muchos países el algodón todavía se cosecha a mano. Eso no es necesariamente algo malo. El algodón orgánico, por ejemplo, se recolecta casi exclusivamente a mano, lo que garantiza una mejor calidad, ya que no se dañan las fibras en el proceso. El algodón orgánico también es mucho más respetuoso con el medio ambiente (más sobre esto más adelante).

Pero en algunos casos, la recolección manual conduce a la explotación. Según un informe de la BBC, en 2014 más de 400.000 niños trabajaron en granjas de algodón en India. A veces se utilizan niños porque tienen los dedos más pequeños, pero también, según un agricultor, su ética de trabajo es mejor.

Venkatram Reddy, dueño de una granja en Andhra Pradesh, le dijo a la BBC: “No es posible con adultos. No trabajan tan duro y no llegan a tiempo. Aunque a ambos les pagamos el mismo salario, son los niños que trabajan con sinceridad y honestidad”.

El trabajo infantil en el algodón no es exclusivo de la India. En 2016, un informe del Departamento de Trabajo de EE. UU. reveló que el trabajo infantil estaba presente en la producción de algodón en 18 países, incluidos China, Uzbekistán y Brasil.

Si bien muchas marcas y minoristas dicen que no compran a sabiendas algodón cosechado con mano de obra infantil, puede ser muy difícil rastrearlo. La BBC señala que el algodón puede cambiar de manos varias veces antes de llegar a la fábrica para convertirse en ropa.

Sin embargo, existe una manera de garantizar que su algodón se produzca de manera ética. Cuando compras algodón certificado de comercio justo, gran parte de la cosecha todavía se puede recoger a mano, pero los trabajadores reciben un trato justo y no se utiliza mano de obra infantil. Asegúrese de buscar certificaciones oficiales de comercio justo, como esta.

¿El algodón es malo para el medio ambiente?

Si la industria del algodón alguna vez fue el orgullo del Imperio Británico, tiene, como este último, una otra cara. Además del trabajo infantil y la explotación, esta cultura suave y esponjosa tiene un gran impacto en el medio ambiente. El cultivo excesivo agota y degrada el suelo y utiliza enormes cantidades de agua.

uso de pesticidas

Se utilizan productos químicos agresivos para procesar el algodón. Mientras que la industria del algodón convencional cubre 2,6 % de la superficie terrestre, utiliza 6 % de pesticidas a nivel mundial, así como 16 % de insecticidas. El agua contaminada de esta industria fluye hacia los ríos y otras vías fluviales, dañando no solo la vida marina sino también a los seres humanos.

La desecación del Mar de Aral ha sido un desastre para las comunidades aledañas. The Guardian informó en 2014 que el polvo, contaminado con sal y pesticidas previamente absorbidos del lago, llegaba a las aldeas cercanas, lo que provocaba tasas más altas de cáncer de garganta y enfermedades respiratorias.

L'écologiste et créatrice de mode durable Katharine Hamnett a déclaré au journal à l'époque : “Comme l'a dit Vandana Shiva, 'aucune espèce n'a délibérément conçu sa propre extinction', mais avec l'agriculture industrielle, nous l 'hemos hecho."

¿Es el algodón orgánico mejor para el medio ambiente?

Zapatillas Caussün que contienen algodón orgánico

El algodón orgánico no es perfecto porque todavía utiliza recursos, pero es mucho mejor para el medio ambiente que su contraparte convencional.

Según About Organic Cotton, un recurso financiado por Textile Exchange, una organización sin fines de lucro que se especializa en la sustentabilidad textil, el algodón orgánico usa 88 % menos de agua que el algodón convencional. Según el grupo ecologista Hubbub, esta reducción puede llegar a 91 %. Esto se debe a que la mayor parte de este algodón se cultiva en áreas de secano, lo que reduce la presión sobre otras fuentes de agua.

El algodón orgánico también es más respetuoso con el suelo. Según la Asociación de Comercio Orgánico, cuando el algodón se cultiva orgánicamente, se utilizan estrategias de rotación de cultivos y prácticas de consolidación del suelo. Esto mantiene el suelo saludable, lo cual es bueno para el clima. Un suelo saludable ayuda a sacar el carbono de la atmósfera.

La producción de algodón orgánico tampoco utiliza productos químicos tóxicos. Este último punto no es negociable, ya que los pesticidas están prohibidos en la producción de algodón orgánico. En cambio, la rotación de cultivos ayuda a proteger las plantas de enfermedades y otras amenazas, como las plagas. Descubre el zapatillas ecodiseñadas por lapantouflebio.com.

¿El algodón orgánico es biodegradable?

El algodón al ser una planta, es naturalmente biodegradable. Pero si este proceso es o no respetuoso con el medio ambiente depende del tipo de algodón. Cuando el algodón no orgánico se biodegrada, todos los químicos usados para procesarlo regresan al suelo, dañando los hábitats locales. Las aves y otros animales pueden terminar digiriendo las toxinas.

El algodón orgánico, por otro lado, no se trata con productos químicos. Entonces, cuando se descompone, es menos dañino para la tierra. El algodón orgánico tarda hasta cinco meses en biodegradarse.

¿Se puede reciclar el algodón?

¿Buscas deshacerte de una prenda de algodón? Hay muchas posibilidades. Si el artículo aún está en buenas condiciones, existe la solución obvia de donar o vender. Busque tiendas benéficas locales o use aplicaciones de reventa como Depop o Vinted.

Si el artículo ya no está en condiciones razonables, también puede consultar con su ayuntamiento local para averiguar si aceptan la ropa para reciclar. Algunos minoristas, como H&M y The North Face, aceptan ropa vieja para reciclar.

El reciclaje de algodón no es un proceso perfecto. Según CottonWorks, un recurso de la industria, el algodón debe mezclarse con otras fibras para convertirse en un hilo nuevo. Esta mezcla es necesaria para garantizar la resistencia y durabilidad del algodón, pero no se puede reciclar permanentemente.

Una solución es comprar productos fabricados para durar. algodon organico durará más que el algodón convencional porque su calidad es mucho mejor.

Actualmente, menos del uno por ciento del algodón utilizado en todo el mundo es orgánico. Pero Liesl Truscott, directora de Europa y estrategia de materiales en Textile Exchange, dice que los consumidores pueden ayudar a cambiar eso mostrando la demanda y apoyando las marcas que eligen lo orgánico sobre lo convencional.

Ella le dijo a Vogue Australia: “Se trata de grandes empresas que invierten en oferta y crean demanda. Los necesitamos para mejorar continuamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.